Hibisco

El té de hibisco es una infusión preparada con la parte del cáliz de la flor de Jámaica también llamada Hibisco o Hibiscus Sabdariffa.

Se ha convertido en el más nuevo aliado de quien quiere adelgazar, debido a sus propiedades capaces de potenciar los resultados de una dieta bien regulada con ejercicios físicos regulares, además de disminuir la grasa abdominal y de las caderas, por su acción diurética.

El té de hibisco también tiene un sabor más agradable que los del té negro y té verde, ya que tiene un toque de frambuesa.

La flor de hibisco utilizada para preparar el té no es la flor ornamental vista en jardines y macetas. Cerciórese de eso en el momento de la compra, comprobando el nombre científico de la planta en la etiqueta.

 

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

La flor de hibisco tiene diversos beneficios para la salud, tales como: controlar los niveles de colesterol, regular la presión arterial, facilitar la digestión, impidiendo que parte del carbohidrato y de la grasa de los alimentos sean absorbidos, y anula la acción de la hormona antidiurética presente en los riñones.

  • Ayuda para adelgazar.

La flor de hibisco tiene la particularidad de actuar como una acelerador metabólico, por esto uno de los usos más populares del té de hibisco se dirige a la pérdida de peso.

Con gran cantidad de flavonoides y ácidos orgánicos, sustancias antioxidantes y anti-inflamatorias, el té de hibisco estimula la quema de grasa corporal, previene la retención de líquidos, facilita la digestión y regulariza el intestino, contribuyendo a la pérdida de peso. (Estudio en ratas y cerdos donde se comprobó estos efectos https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1950274/?&utm_medium=2010)

Estas mismas sustancias ayudan al cuerpo a deshacerse de las toxinas al mismo tiempo que se adelgaza.

Hay dos flavonoides presente en el hibisco que son importantes para quienes desean perder peso: la quercetina, que proporciona la acción diurética, y la antocianina, que evita la acumulación de grasa. Estos mismos flavonoides también ayudan a aumentar el “colesterol bueno” (HDL) ya disminuir el “colesterol malo” (LDL).

  • Reducción del colesterol.

Por poseer cantidades expresivas de antioxidantes, el té de hibisco es óptimo cuando el asunto es reducir el colesterol. Los antioxidantes ayudarán a reducir los niveles de colesterol malo, protegiendo la salud de las enfermedades del corazón y también protegiendo los vasos sanguíneos del cuerpo. Les dejo un estudio realizado en paciente con diabetes tipo II donde se comprueban las propiedades del hibisco sobre el perfil lípidico https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19678781?&utm_medium=2010.

  • Ayuda contra las enfermedades del hígado.

El té de hibisco puede ser utilizado para garantizar una protección más para el hígado.

Esto puede ser afirmado pues los antioxidantes ayudarán a neutralizar los radicales libres presentes en las células y tejidos del cuerpo. De esta forma, además de proteger el hígado, el té de hibisco será un gran aliado en el tratamiento de enfermedades relacionadas a este órgano.

  • Antiinflamatorio y antibacteriano.

Por ser rico en ácido ascórbico (la famosa vitamina C), el té de hibisco es un fuerte estimulante del sistema inmunológico de nuestro cuerpo. Por lo tanto, el consumo balanceado del té de hibisco proporcionará un fortalecimiento general de la salud, garantizando las propiedades anti-inflamatorias y antibacterianas de esta flor, previniendo resfriados y gripes.

  • Equilibrio hormonal y combate los síntomas menstruales.

El té de hibisco también puede tener su uso y efecto en el alivio de síntomas y dolores menstruales. Por ayudar en la restauración del equilibrio hormonal, el té de hibisco trae innumerables beneficios en la reducción de los síntomas de la menstruación.

  • Antidepresivo.

Por poseer diversas vitaminas y minerales (como flavonoides), el té de hibisco es conocido como un antidepresivo natural en la medicina. Su consumo regulado ayudará eficazmente a reducir los síntomas de depresión y también ansiedad, ayudando a relajar la mente y también el cuerpo.

(https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23087504?&utm_medium=2010)

  • Control de la presión arterial gracias a el té de hibisco.

Un informe publicado en 2008 por la American Heart Association muestra que el té de hibisco es un poderoso agente en la reducción de la presión arterial en adultos hipertensos.

Esto significa que el consumo regular del té de hibisco es capaz de ayudar a aquellos que sufren de presión arterial elevada en forma constante, lo que comunmente denominamos como un cuadro de hipertensión.

Existen multitud de estudios donde se ha comprabado esta importante efecto de la planta (https://academic.oup.com/jn/article/140/2/298/4600320).

  • Ayuda en la digestión.

Por incrementar el funcionamiento del intestino el té de hibisco también puede auxiliar en la digestión, facilitando que el organismo sea capaz de digerir y eliminar los alimentos rápidamente.

Por lo tanto es un buen té para ser tomado después de las comidas además de la ayuda en la pérdida de peso ya mencionada arriba.

Contraindicaciones del Hibisco.

No se debe exagerar con el consumo de esta infusión, ya que puede causar intoxicación.

Consulte a su médico o nutricionista antes de empezar a tomarlo con frecuencia.

Por su efecto diurético, el exceso de consumo de té de hibisco puede llevar a la eliminación excesiva de electrolitos importantes, como el sodio y el potasio.

El té de hibisco es contraindicado para las mujeres embarazadas y las mujeres que desean quedarse embarazadas, ya que puede afectar la fertilidad y las hormonas femeninas, especialmente el estrógeno.

El té de hibisco es un auxiliar del adelgazamiento. Es necesario que usted tenga una alimentación balanceada y practique actividades físicas para lograr un adelgazamiento efectivo y saludable.

Enlace:

https://ecocosas.com/plantas-medicinales/hibisco/?cn-reloaded=1

Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Powered by